Muy cerca del límite norte de España se encuentra Colliure, una ciudad francesa llena de encanto que guarda entre sus mayores tesoros un castillo medieval. Al distar tan solo unos 30 kilómetros de la frontera, se ha convertido en un destino ideal para disfrutar en un puente o un fin de semana. Por eso muchos amantes de las antiguas fortificaciones se acercan hasta la localidad para visitar el Castillo Real de Colliure, en el sur de Languedoc-Rosellón.

Sobran los relatos llenos de leyendas y misterios que rodean su apasionante historia. ¿Quieres conocer lo más sobresaliente de la vida de este singular castillo? Aquí te mostramos su información más relevante. Así cuando tengas la suerte de verlo en persona ya sabrás muchos de sus secretos. ¡Seguro que te van a interesar, son fascinantes!

El castillo de Colliure, una fortaleza entre el mar y la montaña

Colliure se enclava en un lugar único de la costa mediterránea del sur de Francia, mirando a un mar cristalino y con el resguardo de las montañas a sus espaldas. Esta situación estratégica no pasó por alto a los que erigieron el castillo al borde de la playa. De hecho, la valiosa ubicación de la ciudad siempre llevó a constantes disputas por su dominio. Actualmente esta pintoresca localidad cautiva por su belleza a todos cuantos la visitan. Tanto es así que siempre ha sido lugar de inspiración para grandes artistas, llegándose a convertir en la cuna del Fauvismo en el siglo XX. Sus casas de colores, sus estrechas callejuelas  y su antiguo barrio marinero se suman al atractivo de su legado histórico, en el que es máximo exponente el Castillo Real de Colliure.

Le Château Royal de Collioure, un castillo con mucha historia

Los primeros documentos conocidos en los que se menciona el castillo datan de principios de la Edad Media. Se sabe que perteneció a los Condes de Rossellón, pero debido a su situación estratégica fue un lugar muy disputado entre Francia y España. Entre los siglos XII  y XIII pasó a formar parte del reino de Aragón. Durante el siglo XIII fue lugar de residencia para los reyes de Mallorca, hasta el año 1343. Después estuvo bajo dominación de los Habsburgo, que reformaron las instalaciones del Castillo Real de Colliure para adaptarlas a la moderna artillería del momento. Y ya en el año 1659 (después de que las tropas de Luis XIII de Francia asediaran la fortaleza en 1642), el Tratado de los Pirineos  cede el Rossellón y en consecuencia Colliure y su castillo a Francia. Mucho más tarde, ya entrado el siglo XX, ha servido como prisión para militares del bando republicano de la Guerra Civil Española y para prisioneros políticos durante el régimen de Vichy.

Visitar el Castillo Real de Colliure

Actualmente visitar el castillo de Colliure es una de las mayores atracciones de la ciudad. Desde el año 1922 está clasificado como monumento nacional y miles de turistas pueden disfrutar de su visita por solo 4 euros. Aunque la fortaleza está muy bien conservada no alberga contenido de épocas antiguas, pero son muy interesantes las exposiciones que se suelen organizar en salas de su interior. Además, se pueden recorrer sus patios, torres, capillas, salones, pasadizos y galerías subterráneas. Y como no, subir hasta sus terrazas desde donde hay unas vistas impresionantes. También resultan muy interesantes las visitas guiadas, que son gratuitas para los grupos de estudiantes de cualquier nacionalidad. Y para que lo vayas incluyendo ya en tu agenda aquí te dejamos los horarios del Castillo Real de Colliure.

 

ABIERTO:

De noviembre a marzo: de 10h a 17h.
De abril a  junio: 10h a 18h.
De julio a agosto: de 9:30h a 18:30h.
De septiembre a octubre: 10h a 18h.

 

CERRADO:

1 de enero, 1 de mayo, 15 y 16 de agosto, 1 noviembre , 25 y 31de diciembre.

Mis à jour le

Précédent : Reserva africana de Sigean | Suivant : Aqualand de Saint Cyprien