Biodiversarium de Banyuls sur Mer

Los Pirineos Orientales tienen varios lugares de interés histórico y cultural además de actividades deportivas y de ocio en la región catalana. Las vacaciones aquí son un auténtico placer: puedes tomarte tu tiempo para conocer cosas nuevas y aprender. Si quieres volver con interesantes cosas que contar, haz una parada en el Biodiversarium de Banyuls sur Mer aprovechando que te quedas en un camping de los Pirineos Orientales.

Biodiversarium de Banyuls, un lugar peculiar

Este jardín mediterráneo es una zona de protección y conservación y será la ocasión de ver y comprender la biodiversidad animal. Se encuentra en la Costa Bermeja, junto al mar Mediterráneo y cerca de Port Vendres. Banyuls, situado muy cerca de la frontera española, en el departamento de Pirineos Orientales, resulta ideal para trabajar sobre la biodiversidad. Es el apoyo educativo y lúdico ideal ya que el Biodiversarium tiene un acuario para conocer el mar desde el punto de vista científico en tierra y un observatorio oceánico donde investigadores internacionales vigilan los ecosistemas locales y comparten sus conocimientos con los visitantes.
 

El acuario de Banyuls y la fauna salvaje

En Banyuls no hay tiburones blancos, tortugas exóticas ni peces payaso. Las especies que hay están en su entorno natural y son exclusivas de la zona de Banyulenc, sean marinas o terrestres.

Este acuario se fundó a finales del siglo XIX y se ha renovado recientemente para presentar más de 300 especies mediterráneas de plantas, invertebrados y peces en cuencas que recrean su ambiente natural. Después de recibir información sobre la larga historia de la oceanografía de Banyuls, la llamada cuenca del descubrimiento, ofrece la posibilidad de observar muy de cerca gran variedad de invertebrados. Puedes ver también el incesante ballet de medusas, el ritmo de cangrejo ermitaño Bernard que ha protagonizado algunas divertidas anécdotas o los coloridos reflejos de muchos pequeños peces de la costa occitana. Las y los animadores científicos estarán encantados de responder a todas tus preguntas. Habrá quienes disfruten "molestandoles" en medio de su trabajo en laboratorios abiertos al público.

Entre las actividades más divertidas e instructivas está dar de comer al cazón, a las estrellas de mar, los erizos de mar o las rayas. Gracias a un microscopio podrás descubrir el fascinante mundo de las algas y el plancton marino.

Este acuario, es sensacional, humano y emocionante. Conocer a buzos e investigadores seguramente inspire a más de uno y a más de una para dedicarse al mar y a la ciencia.

El jardín mediterráneo y el observatorio oceanográfico

Aquí nos interesa también la fauna y la flora terrestres. Las 3 hectáreas del Jardín Mediterráneo del Mas de la Serre tienen vistas al acuario y al mar. Es una agradable visita guiada entre más de 500 especies de plantas mediterráneas donde también podrás conocer a batracios, insectos y aves que habitan la zona.

El Biodiversarium también alberga el Observatorio Oceanográfico de Banyuls (OOB), la estación marítima de la Universidad de la Sorbona, supervisada por el CNRS (Centro Nacional para la Investigación Científica). Aloja a estudiantes-investigadores de todo el mundo y está equipado con equipo de última generación. Es una referencia para la investigación y para la transmisión pedagógica de conocimientos. Es el origen de la Reserva Natural del Bosque de Massane y la Reserva Marina de Cerbère. Realiza actividades con grupos escolares durante todo el año en proyectos relacionados con la naturaleza.

Desde la impresionante vista de la costa de Banyuls, puedes disfrutar del trato directo de científicos mediante talleres interactivos y visitas a los laboratorios. El Biodiversarium es una herramienta que despierta las ganas de proteger la biodiversidad.

 

S'ha actualitzat el